¿Cómo reclamar?. Parte I: El arbitraje


Con este post comenzamos una nueva serie de artículos en los que os explicaremos cómo reclamar ante cualquier problema que podamos tener a la hora de contratar un producto o servicio.  A menudo las reclamaciones por productos defectuosos o servicios mal prestados se vuelven un auténtico calvario. Por ello desde MisFolletos queremos facilitaros el camino para ejercer este derecho de todo consumidor, os explicaremos de manera fácil y sencilla cómo reclamar.

Una de las opciones que tenemos para reclamar, que no la única, es el Sistema Arbitral de Consumo, un mecanismo que el estado pone a disposición de consumidores y empresas para que estos puedan llegar a un acuerdo de manera amistosa. Según afirma el Instituto Nacional de Consumo a través de su web, este proceso se realiza sin “formalidades especiales” con el fin de ahorrar tiempo.

Mediante el sistema arbitral de consumo ambas partes ponen el conflicto en manos de un órgano que actúa de manera imparcial, independiente y confidencial. La resolución de este órgano es vinculante para ambas partes y puede solicitarse siempre que el conflicto no tenga su origen en una intoxicación, lesión o muerte o existan indicios racionales de delito.

El Instituto Nacional de Consumo afirman que este es “el cauce más adecuado” para que los consumidores reclamen, al ser un mecanismo rápido, eficaz y gratuito.

Para evitar problemas con compras futuras puedes consultar los catálogos de empresas con los mejores servicios postventa en MisFolletos.