FACUA y OCU acusan al gobierno de legislar en favor de la industria alimentaria


Una nueva disposición adicional en la Ley de Cadena Alimentaria terminará con los estudios de productos alimenticios que han dado ha conocer escándalos tan sonados como el de la carne de caballo. Tanto FACUA como la OCU coinciden en calificar la nueva normativa de “Ley  Mordaza”, cuyo principal objetivo es “evitar que se levanten nuevos escándalos y fraudes alimentarios”.

La industria alimentaria sabe que la publicación de estos estudios comparativos dañan su imagen y por ello han presionado al gobierno para que apruebe una ley que pone trabas al derecho del consumidor a estar bien informado, afirman desde las asociaciones de consumidores. En este sentido, desde la OCU afirman que en los 30 años que llevan realizando análisis comparativos, nunca han sido condenados por publicar información no veraz.

Los consumidores tenemos derecho a saber si lo que nos vende la publicidad de los productos alimenticios es cierto o no , y para eso están los análisis comparativos independientes y rigurosos que realizan organismos como las asociaciones de consumidores. Porque tenemos derecho a saber lo que comemos.

Desde la OCU lamentan que en lugar de poner remedio para que no se vuelvan a cometer fraudes como los del aceite virgen extra y escándalos como el de carne de caballo, el gobierno saque una ley para callar la voz de quienes denuncian estas estafas. Desde FACUA afriman que ” la medida es claramente inconstitucional, ya que atenta contra los derechos fundamentales a la información, la salud y la protección de los consumidores”.