Las camas también se visten


A quienes nos gusta ir variando la disposición de los muebles de la casa, la decoración de la misma o modificar cualquier otra cosa de nuestro hogar, las camas es uno de los muebles que nos brindan la posibilidad de innovar todas las semanas.

El bajo precio en general de las sábanas, la gran variedad existente de mantas para cama y los innumerables juegos de ropa de cama con almohadones incluidos nos permite vestirla con diferentes estilos, colores y diseños, de modo, que cuando nos vayamos a dormir disfrutemos periódicamente de una nueva experiencia.

Por de pronto es importante el buen cuidado del colchón, por lo que se recomienda mover y girarlo semanalmente para evitar que se hunda en la misma zona. Además, podemos quitar los ácaros con la aspiradora, así como cualquier otro bichito microscópico que pueda estar habitando en nuestra cama. Luego, se puede pulverizar con algún aromatizador, dejando un aroma exquisito por días.

La tela de las sábanas dependerá de nuestra sensibilidad, es decir, hay gente que le molesta el contacto con las mantas de terciopelo o a quienes les incomoda las sábanas de raso. En el mercado actual podemos encontrar fácilmente mantas de terciopelo, algodón, de pura lana virgen o de microfibra. Asimismo, pueden ser reversibles, estampadas, gofradas y en cuanto a los colores y motivos, hay cientos entre los que se pueden elegir.

Del mismo modo, los almohadones los encontramos de distintos tamaños ya sean cuadrados, rectangulares, circulares o con formas de corazón entre otros, pudiéndolos cambiar dependiendo del motivo de la manta, es decir, si colocamos mantas que contengan motivos de figuras geométricas, pondríamos a la vez, almohadones que mantengan la misma temática.

Entonces, tenemos la opción de vestir la cama semanalmente de manera totalmente diferente, de hecho, podemos aprovechar los acontecimientos externos para estar en armonía con ellos. Por ejemplo, durante las fiestas navideñas, pondríamos mantas con dibujos del tema o en la semana del catorce de febrero, mantas con motivos románticos.

Recodar a la hora de lavar y guardar la ropa de cama, que cada tela es un mundo. Podremos encontrar muchos escritos en internet en los que nos explicarán las mil y una maneras de cuidar las mantas y las sábanas, de modo que no tengamos necesidad de comprar periódicamente. En general, cuando son de calidad deberían durar mucho tiempo, siempre y cuando las cuidemos como corresponde.