Trazabilidad de los alimentos


Si el post anterior de nuestro blog lo dedicábamos a hablar sobre los controles de calidad de los alimentos, hoy hablamos de otro asunto que tiene mucho que ver, la trazabilidad, una herramienta que nos ayuda a conocer todos los pasos por los que pasan los alimentos desde el origen hasta que llega al consumidor.

El objetivo de la trazabilidad es triple; mayor seguridad para los productores, facilitar la información necesaria al consumidor y la gestión rápida y fácil de cualquier problema.

El método de la trazabilidad comenzó a utilizarse como consecuencia de las primeras crisis alimentarias producidas por la producción industrial de alimentos, como el problema de las vacas locas. Algunos alimentos como Carne de vacuno, de ovino, leche, productos vegetales y fruta, huevos, productos ecológicos, comida rápida y alimentos con denominación de origen cuentan con sistemas de trazabilidad alimentaria.

La trazabilidad permite una retirada rápida de los alimentos, si es necesario, facilita que los consumidores reciban información y es fundamental para localizar el origen de las intoxicaciones.